miércoles, 5 de abril de 2017

Tallarines de calabacín con pesto casero y langostinos




     Hoy os traigo algo espectacular y a la vez facílisimo de hacer.

     Unos tallarines vegetales, de calabacín, con una salsa de pesto casera y un toque de langostinos, que realmente no sería necesario, pero que le va a dar vida a nuestro plato.

     Un receta de primavera, ¿de Cuaresma?, pues sí, podría ser, aunque no era la intención...

     Los tallarines de calabacín los he comprado ya cortados y en envase apto para microondas y los langostinos ya cocidos... Con esto ahorraremos tiempo.

     Un plato ligero y completo... Pero sobre todo, si tienes a gente que venga a comer a casa, espectacular...

     Ingredientes (para 2 personas):


     - 350 grs. de tallarines de calabacín.
     - 20 grs. de albahaca fresca.
     - 2 dientes de ajo.
     - 50 grs. de piñones.
     - 100 grs. de queso granna padano
     - 200 grs. de langostinos (14 langostinos).
     - Aceite de Oliva Virgen Extra.
     - Sal.


     Preparación:


     Vamos a comenzar por cocer los langostinos, en agua hirviendo con sal, 2 o 3 minutos, reservamos y dejamos enfriar. En mi caso los compré cocidos, con lo cual ahorro tiempo.

     Pasamos al Pesto...



     Usaremos un mortero en el que pondremos 2 dientes de ajos pelados a trozos, sal y 20 grs. de albahaca, pero solamente las hojas, omitiremos todos los trozos de tallos, y machacamos lentamente hasta obtener una pasta homogénea.

     Añadimos 50 grs. de piñones y seguiremos machacando hasta que la mezcla nos pida un buen chorreón de aceite de oliva, y mezclaremos bien.

     Cortamos a finas laminas 100 grs. de queso Granna Padano o Parmesano, que sería lo clásico, pero hoy no lo encontré, y ayudándonos de nuestras manos desmigaremos las laminas de queso en el mortero, con lo que tras mezclar bien, nuestra salsa de Pesto queda lista.

     Pasamos a pelar los langostinos y reservar 4 para emplatar.

     Los tallarines de calabacín los he comprado ya cortados y en envase apto para microondas, con lo que en 2 minutos, los tendré al dente.

     ¡Listo!

 

     ¡Buen Provecho!