jueves, 23 de marzo de 2017

Bacalao con garbanzos



     Llega la Primavera y los días siguen frescos todavía, estamos en Cuaresma.

     Y aunque un servidor no es fiel a ninguna religión, si es fiel a las tradiciones.

     Así que hoy os traigo un riquísimo Potaje de Cuaresma, un bacalao con garbanzos.

     En los tiempos en los que la religión condicionaba la vida de la población, la Cuaresma significaba la privación de todo lujo, como forma de penitencia personal, que en lo culinario se veía reflejado en la prohibición de comer carne o cualquier derivado.

     Analizándolo no deja de ser un gran incentivo, puesto que hizo que la imaginación culinaria colectiva buscase formas de paliar esa falta de alimentos básicos, que ya no era la carne como tal, puesto que la mayoría de la población, salvo momentos concretos, no tenía acceso a ella... Era cocinar sin tocino, sin huesos, sin pellejo, sin corteza...

     Había que tirar de pescado, si había, y donde lo había...

     Había que tirar de salazón y de legumbres.

     De ese imaginario colectivo surgen recetas como esta...



     Ingredientes (para 4 personas):


     - 500 grs. de bacalao al punto de sal.
     - 450 grs. de garbanzos (en mi caso congelados).
     - 2 cebollas grandes.
     - 1 cabeza y 3 dientes de ajo.
     - 2 patatas grandes.
     - 1/2 lata de tomate triturado.
     - 3 hojas de laurel.
     - 1 cucharada de pimentón ahumado de La Vera.
     - 1 cucharadita de pimentón ahumado picante.
     - 13 granos de pimienta negra.
     - Aceite de oliva virgen extra y sal.


     Preparación:


     Vamos a comenzar por coger una olla, regarla con aceite de oliva y pondremos las 2 cebollas a trozos grandes y la cabeza de ajo desgranada, con piel. Dejamos dorar unos 3 o 4 minutos, moviéndolo.

     Agregamos las 2 patatas cortadas a trozos, rehogándola, ponemos media lata de tomate triturado, 3 hojas de laurel, 1 cucharada de pimentón dulce y una cucharadita de pimentón picante, salamos y mezclamos bien.

     Cubrimos de agua y dejamos cocer unos 15 minutos a fuego vivo.

     Mientras vamos a preparar lo que va a ser la esencia del potaje... El majao...




     En un mortero pondremos tres dientes de ajo pelados y troceados, sal y 13 granos de pimienta negra. Poco a poco y con calma machacamos hasta obtener una pasta.

     Volvemos a la olla... Añadimos los garbanzos, ya os comenté que los uso congelados, y dejamos que vuelva a hervir.

     Y ahora sí, démosle la gracia al potaje...  Añadimos los trozos de bacalao, el majao y lo dejamos cocer 10 minutos más.

     ¡Listo!


     Un plato completo y a la vez un potaje ligero para la primavera.

     ¡Buen Provecho!


     

viernes, 17 de marzo de 2017

Albondigón con canónigos en sopa juliana.





     Hoy vamos a preparar una receta de madre, de las de toda la vida, eso sí, ligéramente modificada.

     Son 2 platos que se preparan cómo 1, puesto que la sopa será nuestro primero y tendremos listo un albondigón como segundo que podremos comerlo así, o bien en salsa, tomate, como queramos, puesto que es igual de versátil que unas albóndigas.

     Cómo base voy a usar la receta tradicional de albóndigas o albondigón de mi querida señora madre , a la cuál le voy a dar un toque distinto. Y en lugar de cocerlo en un puchero, voy a hacerlo en una sopa juliana de verduras que será mucho más ligera.

     En mi tierra se denomina albondigón a una bola o cilindro redondeado que se preparar con la misma masa que las albóndigas pero de gran tamaño, y que en lugar de hacerse frito o cocido en salsa, se prepara dentro de una sopa o en puchero o cocido. 

     Las denominaciones pueden ser distintas. Lo he visto preparado a rodajas ya en salsa como "Sevillana de carne o de ternera o de cerdo" (según los ingredientes), en el cocido se le llama bola, masa o relleno a algo similar, también según el lugar. Pero yo he decidido quedarme con el nombre con el que lo he conocido toda la vida, albondigón.


     ¡Vamos a ello!



     Ingredientes (para 4 personas):



     Para la Sopa Juliana:


     - 1 paquete o bandeja de 500 grs. de verduras frescas preparadas para juliana (zanahoria, col, acelga, nabo, apio, puerro y cebolla).
     - 1 cebolla a juliana.
     - 1 zanahoria a juliana.
     - 75 grs. de canonigos.
     - 1,750 ctls de agua.
     - Sal.


     Para el Albondigón:

 

     - 1 kilo de carne de ternera picada.
     - 1 cebolla a finísima brunoise.
     - 5 dientes de ajo picados a lo más ínfimo que podamos.
     - 1 manojito de perejil picado.
     - 1 pizca de nuez moscada recién rallada.
     - 1/2 cucharadita de pimienta negra.
     - 1 pastilla de caldo de pollo deshidratado desmenuzada.
     - 1/2 vaso de leche.
     - 3 o 4 huevos, según nos pida.
     - 150 grs. de pan rallado.
     - 75 grs. de canónigos picados.
     - 100 grs. de harina.
     - Sal.


     Preparación:


    Vamos a comenzar por preparar el albondigón.

     Para ello vamos a poner la carne picada en un bol grande, a la que añadiremos la cebolla a brunoise muy fina, los ajos picados, el perejil, la nuez moscada rallada, la pimienta negra, la pastilla de caldo de pollo y removemos.



     Ponemos medio vaso de leche y los canonigos picados, y seguimos removiéndo hasta añadir los huevos y ligeramente batir.

     Añadimos pan rallado poco a poco, mezclando, hasta obtener una masa homogénea y lo suficientemente estable como para que pueda tomar forma y cocer en un caldo.



     Pasamos ligéramente por harina y lo tendremos listo para cocer.



     Vamos a pasar a la sopa.

     Una olla, 1,750 ctls. de agua a hervir y añadimos la cebolla, la zanahoria y el paquete de verduras a juliana, un poco de sal y dejamos cocinar unos 7 minutos.

     Añadimos los canónigos picados, y los albondigones, me han salido 2.

     Voy a usar olla rápida asi que es una cuestión de tapar y dejar 17 minutos a presión 1 a fuego bajo.

     En olla convencional, necesitamos unos 35/40 minutos.

     ¡Listo!


     Vamos a sacar los albondigones a una bandeja y los cortaremos a rodajas, que usaremos con alguna salsa como segundo plato.

     Serviremos la sopa.

     ¡Buen Provecho!


    
   




domingo, 12 de marzo de 2017

Solomillo con salsa de arándanos.




     No hay algo que maride tan bien con casi cualquier cosa como un solomillo de cerdo.

     Y con sabores afrutados queda una combinación brutal, y es mi apuesta de hoy.

     Así que pese a estar casi en primavera vamos a usar ingredientes de invierno, preparando una receta que podría pasar por primaveral.

     Vamos a preparar un solomillo con salsa de arándanos, que llevará un fondo de naranja y un puré de patatas diferente, con un toque de manzana.

     Este plato no puede defraudar...

     Ingredientes (para 4 personas):


     Solomillo en su jugo:


     - 900 grs.de solomillo de cerdo.
     - 1/2 vaso de vino blanco.
     - 750 clts. de agua.
     - Aceite de oliva virgen extra y sal.

     Salsa de arándanos:


     - 250 grs. de arándanos.
     - 1/2 cebolla.
     - 250 ctls de zumo de naranja ( 1 vaso).
     - Pimienta negra molida.
     - 1 cucharada de azúcar.
     - Aceite de oliva virgen extra y sal.

     Guarnición. Puré de patatas y manzana:


     - 2 patatas grandes.
     - 1 manzana roja stark.
     - 1 nuez de mantequilla.
     - Aceite de oliva virgen extra y sal.


     Preparación:


     Vamos a comenzar por el solomillo, podemos hacerlo al horno, aunque mi opción es olla rápida.

     Lo quiero en su jugo, con lo cual vamos a poner aceite de oliva en la olla, marcarlo, añadiremos medio vaso de vino blanco para desglasar, sal y lo cubrimos de agua. Lo dejamos a presión 1 y fuego bajo 22 minutos.

     Voy a reservar el jugo del solomillo que congelaré para usarlo como base de caldo de carne para cualquier otra receta.



     Nos pasamos a la guarnición, un pure de patatas y manzana.

     Vamos a poner aceite de oliva en una cacerola, y doraremos, sólo un poco, las patatas a gajos y la manzana a trozos.

     Sal y lo cubriremos de agua, dejándolo cocer unos 12 minutos.

     Reservamos algo del agua de cocción por si nos hiciera falta aligerar el puré, escurrimos y pasaremos por la batidora junto a una nuez de mantequilla.



     Vamos a la salsa...

     Una sartén, aceite de oliva y fuego vivo.

     Doramos media cebolla a brunoise.

     Agregamos los arándanos y los pochamos unos minutos moviéndolos.

     Añadimos un vaso de zumo de naranja y dejaremos reducir y tras unos minutos una cucharada de azucar.

     Tras 10 minutos a fuego bajo, pasaremos por la batidora.

     ¡Listo!


     Emplatamos.

     ¡Buen Provecho!




    
     

    

miércoles, 8 de marzo de 2017

Tagliatelle con almejas y albahaca.






     ¡Ah del barco!

     ¡A la Mar!

     Vamos a preparar una riquísima receta de pasta marinera.

     Hoy vamos con algo fácil, rápido, ideal para almuerzo o cena, con una elaboración sin complicaciones.

     Unos tagliatelle con almejas, en una salsa de tomates cherrys y chalota con albahaca.

     El resultado va a ser espectacular...

     ¡Vamos a ello marineros!

     Ingredientes (para 2 personas):


     - 250 grs. de tagliatelle fresco al huevo.
     - 500 grs. de almejas, voy a usar chirlas.
     - 500 grs. de tomates cherrys.
     - 1 chalota.
     - 3 dientes de ajo.
     - 1 manojo de albahaca fresca.
     - 1/4 de vaso de vino blanco, 75 ctls.
     - Pimienta negra molida.
     . Aceite de Oliva Virgen Extra y Sal.


     Preparación:


     Comencemos por la salsa.

     Picamos la chalota a brunoise y los tomates cherrys a trozos pequeños.

     Ponemos aceite de oliva a calentar en una sarten y agregamos la chalota, dorándola, añadimos los tomates. y dejamos unos 10 minutos, moviéndolo sin parar. Agregamos el vino blanco y dejamos evaporar sin parar de mover 5 minutos más.

     Pasamos al vaso de la batidora y trituramos hasta que nos quede una salsa fina. Colamos o pasamos por el chino y reservamos.

     Volvemos a regar una sarten con aceite de oliva, calentamos y añadiremos los dientes de ajo a laminas, doramos un poco y pondremos las almejas, hasta que abran.

     Agregaremos la salsa de tomate, albahaca fresca picada y un toque de pimienta negra, dejando homogeneizar la salsa.

     En una olla pondremos agua y sal llevándola a ebullición. Añadimos la pasta fresca y dejaremos cocer 2 minutos. Escurrimos.

     ¡Lista!


      Ya sólo nos queda emplatar...

     ¡Buen provecho!




    
    

viernes, 3 de marzo de 2017

Crema ligera de zanahorias con langostinos




     Hoy os traigo una receta muy fácil a la vez que elaborada. Una risquísima crema ligera de zanahorias con langostinos.

     Voy a preparar 3 recetas en 1, o 1 con 3.

     Una crema ligera no es más que una sopa cremosa o una crema caldosa.

     Será el buen tiempo, que me estoy adelantando a la primavera, que hoy me apatecía hacer una receta divertida.

     He hecho una fusión de dos recetas que suelo preparar, crema fria de zanahorias y crema caliente de calabaza con langostinos, y el resultado os puedo asegurar que merece la pena, mucho!


     Ingredientes (Para 4 personas):


     - 800 grs. de zanahorias.
     - 500 grs. de langostinos.
     - 1 cebolla mediana.
     - 1 puerro grande.
     - 500 grs. de patatas ( 2 patatas medianas).
     - 7 dientes de ajo.
     - 1 guindilla o cayena.
     - 1 manojito de cebollino.
     - Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE).
     - Pimienta negra molida y sal.

     Preparación:


     Vamos a comenzar por dejar listos para cocinar todos los ingredientes.

     Cortamos las hojas verdes del puerro, cortamos las puntas de las zanahorias.
   
     Pelamos zanahorias,puerro, patatas, ajos  y cebolla.

     En crudo, vamos a pelar los langostinos, reservando cabezas y cáscaras.

     ¡Ahora sí!


     Comenzamos con la receta 3 en 1.

     Paso 1:


     Fumet de langostinos.


     En un cazo junto a 1 1/4 lts. de agua vamos a poner las cabezas y cáscaras de langostinos, la parte verde de los puerros y las puntas de las zanahorias, salpimentamos, llevándolo a ebullición y dejándolo 15 minutos a fuego medio-lento.

     Reservamos.

     Paso 2:


     Crema de zanahorias.


     Cortaremos a trozos las zanahorias, el puerro, la cebolla y las patatas, poniéndolos en una olla y cubriéndolos con el fumet y una parte de agua.

     Salamos y dejamos hervir unos 15 minutos a fuego medio-lento.

     Picaremos un manojito de cebollino y pasaremos por la batidora.

     Ha de quedar una crema ligera.

     Paso 3:


     Langostinos al pil-pil


     Pondremos a pochar AOVE mientras cortamos a laminas los dientes de ajo, que doraremos junto a una guindilla.

     Añadimos 8 langostinos enteros y el resto a trozos, y dejamos pochar a fuego lento, moviéndolo constantemente unos 15 minutos.

     Retiramos la guinduilla y reservamos los langostinos enteros.

     Unificamos:


     Agregamos el aceite con los ajos y los trozos de langotino a la crema y dejamos hervir unos minutos.

     ¡Listo!


     Vamos a emplatar...

    ¡Buen Provecho!


    

domingo, 26 de febrero de 2017

Cocidito de ternera







     Yo y mi cuchara... Mi cuchara y yo... ja,ja,ja!

     Hoy vamos a preparar un cocido, pero no a la usanza tradicional, que también está muy rico, sino dándole un giro, sólo vamos a usar ternera en su preparación. Es por ello, por hacer esta variante a este plato tan tradicional por lo que he decidido llamarlo "cocidito".

     Un plato tan completo como el de toda la vida, con mucho menor aporte graso, pero igualmente rico en proteínas e hidratos.

     Y sobre todo riquísimo.

     Voy a preparar algo más de caldo, que sacaré antes de ponerle los garbanzos, que en mi caso los voy a usar ya congelados, para obtener un fondo de ternera con verduras, que voy a congelar para usar en otra ocasión..


     ¡Vamos a ello!



     Ingredientes (para 4 personas):


     - 2 huesos grandes de ternera.
     - 400 grs. de falda de añojo de ternera.
     - 500 grs. de morcillo o jarrete con hueso u ossobuco.



     - 7 zanahorias peladas.
     - 1/4 de col (como medio kilo).
     - 1 puerro limpio.
     - 2 ramas de apio.
     - 2 nabos medianos.
     - 1 patata grande.
     - 250 grs. de garbanzos.
     - 100 grs. de fideos finos.
     - Sal.


     Preparación:


     Como la mayoría de los platos tradicionales, es muy fácil de preparar, pero lleva mucho tiempo.

     Voy a usar directamente olla rápida, que me va a acortar los tiempos a la mitad.

     Comenzamos por la carne y los huesos, cubriéndolos con 1,75 lt. de agua y salándolos, tras lo que dejaremos 40 minutos de olla rápida, a mínima presión. Esto es como cocer 1 hora y media a fuego lento, teniendo en cuenta que no perdera prácticamente nada de líquido.

     Añadimos las verduras, puerro, apio, zanahorias, nabo, patata y col a trozos grandes y llevamos a ebullición tras lo cual cerramos y dejamos otros 10 minutos de olla rápida, 15/20 en olla tradional.

     Agregamos los garbanzos, yo los uso congelados, y dejamos 5 minutos más ya con la olla abierta. Si los usáis secos y en remojo debéis ponerlos desde el principio de la receta.

     Sacamos todo a una bandeja: carnes, verduras y garbanzos. Y volvemos  a poner a cocer el caldo con la olla abierta unos minutos con unos fideos finos.

      ¡Listo!


     Vamos a emplatar por una lado el caldo con fideos y por otro la carne, verduras y garbanzos.

     ¡Buen Provecho!


martes, 21 de febrero de 2017

Patatas guisadas con bacalao y brócoli.




     Desaparecido durante muchos días... Vuelvo al redil...

     Ya sabeis que no hay cosa que me guste más que un plato de cuchara...

     Pues aquí os traigo una receta sana y fácil...

     Adelantándome a la primavera, aquí os dejo este momentazo....


     Ingredientes (Para 4 personas):


     - 500 grs de bacalao limpio al punto de sal.
     - 750 grs. de patatas.
     - 350 grs. de brócoli.
     - 1 pimiento rojo.
     - 7 dientes de ajo.
     - 1 cebolla.
     - 1 tomate grande.
     - 1/2 vaso de vino blanco.
     - 1 1/2 lts de caldo de pollo.
     - 1 sobre de azafrán molido.
     - Pimienta negra molida.
     - Sal y Aceite de Oliva Virgen Extra.


     Preparación:


     Vamos a comenzar por el sofrito, poniendo aceite a calentar, añadiendo los ajos a láminas, la cebolla a trozos y tras unos minutos rehogando, el tomate pelado y picado, dejando cocinar a fuego medio-lento unos 15 minutos.

     Salpimentamos y agregamos medio vaso de vino blanco dejando evaporar el alcohol.

     Medio litro de caldo de pollo y un sobre de azafrán molido, pochando 2 minutos más para que se acabe de cocinar el tomate, que habremos ido aplastando con ayuda de una cuchara de madera.

     Añadimos las patatas chascadas, el pimiento rojo a trozos y dejamos cocer 10 minutos más.

     Ponemos el brócoli y el bacalao a trozos pequeños, con un litro de caldo, dejándolos cocer unos 5 minutos más.

     Corregimos de sal si fuese necesario y ya tenemos nuestro guiso preparado.

     ¡Listo!


     Para emplatar voy a usar un huevo cocido por persona y unas aceitunas kalamon en aceite de oliva.

     ¡Buen Provecho!