jueves, 9 de febrero de 2017

Cazuela de berenjenas con provolone.

 

     Hoy vamos a preparar una riquísima cazuelita de provolone con berenjenas.

     Un plato rápido y sencillo, que incluso, para todos aquellos a los que no os gusta cocinar podríamos simplificar más, sustituyendo el sofrito de tomate casero por un brick.

     Te tiene que gustar el queso, eso sí.


   Ingredientes (Para 2 personas):

     - 1 berenjena.
     - 1 cebolla.
     - 2 tomates.
     - 5 dientes de ajo.
     - 1 rodaja de 200 grs. de queso provolone.
     - 1/2 cucharadita de albahaca molida.
     - 1/2 cucharadita de orégano.
     - 1/2 cucharadita de tomillo.
     - Aceite de Oliva Virgen Extra.
     - Sal.

     Preparación:


     Pelamos ajos, cebolla y tomates. Cortamos los ajos a láminas, la cebolla en brunoise y el tomate a rodajas.

     En un cuenco pequeño  ponemos media cucharada de albahaca, tomillo y oregano molidos y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, agitando hasta obtener una mezcla homogenea que dejaremos reposar.

     Arreglamos la berenjena, le dejamos la piel, la cortamos a medias rodajas y la cocinamos a la plancha.

     En la misma sartén ponemos aceite de oliva virgen extra, los ajos y cebolla, y doramos.

     Añadimos el tomate troceado y sal, dejándolo a fuego lento, moviéndolo y aplastándolo casi contínuamente unos 12/15 minutos. La intención es que no llegue a freir del todo el tomate, y que la textura obtenida tenga trozos de tomate y cebolla.

     Pasamos el queso por la plancha o sarten, 30 segundos por cada lado.

    En una cazuela ponemos, por capas, la salsa de tomate, las berenjenas y el queso y regamos con la mezcla de hierbas y aceite de oliva. Damos un golpe de calor en el horno, para acabar de fundir el queso y tendremos nuestro plato listo.

     ¡Buen Provecho!