viernes, 30 de junio de 2017

Gazpacho tradicional andaluz





     ¿Hay un plato más refrescante en verano que un gazpacho?

     Un gazpacho recién hecho y recién enfriado... Es una auténtica bomba de vitaminas, minerales, agua, fibra... Una bomba!

     Hay tantas recetas de gazpacho como personas que las preparamos.

     Gazpa y del latín, caspa y de un castellano mozárabe...¿ De dónde viene el gazpacho?

     Podría ser una receta con orígenes romanos... Donde gazpa o gaspa es una migaja... En ese caso hablaríamos de una sopa de las clases humildes, hechas para combatir el calor en las cuales se machacaría pan duro, pepino, agua y sal.

     Pero también podría ser una receta andalusí, un majado frío de pan, sal, aceite de oliva y frutos secos cómo las almendras... Lo cual sería un ajoblanco.

     Los gazpachos andaluces y los manchegos seguramente tengan un mismo origen, pues usan la misma base de ingredientes, el resto lo da el contexto de los ingredientes disponibles en el lugar donde se prepare.

     El caso es que a partir del siglo XVII podemos documentar la existencia de un gazpacho como tal, una comida humilde elaborada con los ingredientes de siempre, añadiendo los nuevos de la huerta... Tomate y pimientos...

     Y ya será en el siglo XIX cuando comencemos a ver las diferencias regionales en cuanto a su preparación.

     Nos encontramos con un plato casi milenario...

     Sea como sea, el rey del verano...

     ¡Vamos a ello!



     Ingredientes (para 6 personas):


     - 1,250 kgs. de tomates de pera.
     - 125 grs. de pan duro (1 bollo).
     - 3 dientes de ajo.
     - 2 pepinos ( 500 grs.).
     - 2 pimientos verdes medianos (150 grs.).
     - 1/4 de cebolla.
     - 2 cucharadas de sal.
     - 75 mlts. de vinagre de vino blanco.
     - 100 mlts. de aceite de oliva virgen extra.

     Preparación:


     En una olla o en un recipiente lo suficientemente grande vamos a comenzar por desmigar el pan, a trozos pequeños.

     Añadimos los tomates, en este caso al ser de pera, maduros y en temporada, me voy a permitir el lujo de ni pelarlos.

     Agregamos 1 1/2 pepino, 1 1/2 pimiento verde y los 3 dientes de ajo troceados, sal, vinagre y el aceite de oliva.

     Pasaremos por la batidora, emulsionando, y añadiéndo un chorreón más de aceite si fuese necesario y algo de agua fría... Sí lo sé, esto tiene poco de tradicional, pero lo tradicional eran los ingredientes... Algún día os prepararé un gazpacho a la antigua...

     Picaremos a fina brunoise 1/2 pepino, 1/2 pimiento verde y 1/4 de cebolla que vamos a usar como guarnición.

     Ahora sólo nos falta emplatar...


     ¡Listo!



     ¡Buen Provecho!