jueves, 17 de noviembre de 2016

Pote de col y garbanzos.





     Receta tradicional, de éstas que nos gustan cuando hace frío...

     No hay nada que me guste más que un buen plato de cuchara, quien me conoce sabe que podría pasarme el invierno entre sopas, guisos y potajes...

     Hoy os traigo una receta de abuela, de madre, de toda la vida... un pote de col con garbanzos, que en mi tierra se denomina berza, a secas.

     Es un plato para cocinar con tiempo, porque requiere bastante cocción, incluso aunque uséis como yo la olla rápida.

     El resultado es un plato muy completo, único y contundente.


     ¡Vamos a ello!


     Ingredientes (para 4 personas) :


     - 3 huesos de ternera.
     - Un buen trozo de añojo de ternera, 600 grs.
     - 1/2 col o repollo liso, unos 600 grs.
     - 2 zanahorias grandes a rodajas.
     - 5 patatas monalisa medianas.
     - 1 cebolla.
     - 2 o 3 chorizos según tamaño.
     - 2 o 3 morcillas.
     - 250 grs de garbanzos ( en mi caso congelados)
     - 5 dientes de ajo.
     - 1 cucharada de pimentón ahumado.
     - Pimienta negra molida.
     - 1 1/2 litro de caldo de pollo.

     Preparación:


     Preparemos la olla y el mortero.

     Ponemos en la olla los huesos de ternera, la carne, la cebolla troceada y el caldo pollo, y dejaremos cocer... unos 35 minutos en olla rápida, 1 hora 15 minutos en olla tradicional, y si usamos los garbanzos secos y en remojo, los pondremos también en este momento.

     Agregamos las verduras comenzando por la zanahoria a rodajas, las patatas a cuartos y la col troceada y dejamos pochar unos 15 minutos, 7 en olla rápida.

     Mientras tanto, pelamos los 5 dientes de ajo y los pasamos con un toque de sal al mortero, los machacaremos y añadiremos una cucharada de pimentón ahumado, si es de La Vera mejor... y pimienta negra molida, machacando hasta hacer una pasta, a la que agregaremos, removiendo, varios cucharones de caldo.

     Volviendo a la cocción añadimos los garbanzos, los chorizos y las morcillas a rodajas y el majado del mortero, y dejamos unos 7 u 8 minutos.

     Ya sólo queda emplatar...

     ¡Listo!



     Os puedo asegurar que mañana... Estará inmensamente mas rico...

     ¡Buen Provecho!